¿EL SEXO UN ACTO AUTOMÁTICO O UN ESTADO DE GOZO CONTINUO?

En los últimos diez años he trabajado y he acompañado a muchas personas a nivel individual y de pareja en el desarrollo personal emocional – mental y en la conexión, del despertar y descubrir el potencial sanador y orgásmico del cuerpo físico y energético y así amplificar la capacidad de experimentar y vivir una vida más libre de condicionamientos, de tabús, y patrones de comportamiento heredados que nos limitan a amarnos y relacionarnos sexualmente desde un lugar de mayor autenticidad e individualidad.

Para la mayoría de los animales el sexo representa un acto automático, y desgraciadamente para muchas personas se acaba convirtiendo en lo mismo, un “hacer”, un “trabajo”, algo que es mecánico e inconsciente. Algo que, a la larga en una relación estable y monógama, la sexualidad se puede volver aburrida y fácilmente podemos perder el interés y la pasión. Y lo peor todavía acostumbrarnos a ello.

El ser humano es un animal más sofisticado, con un cerebro grande y maleable, con capacidad de aprender, cambiar y crecer cuando se lo propone.

Los humanos somos el resultado de un complejo intercambio de lo que nos influye en nuestro entorno local y social y una larga y lenta evolución individual, es una danza entre biología y cultura, una combinación entre naturales y crianza, un tejido entre aquello con lo que naciste y aquello que has aprendido. Tu propia y única sexualidad es creada con estos factores y estas fuerzas fusionadas.

El ser humano nace y viene de serie, de fábrica, equipado con un sistema informático (hardword), somos una especie de ordenador, tenemos nuestra huella única de ADN. Esta huella también vino con un cableado que nos dio ciertos tipos de comportamiento sexual, también tenemos un comportamiento culturalmente aprendido. Aprendemos culturalmente a besar, acariciar, tocar, comunicar no verbalmente…etc…y con los años aprendemos que es aceptable y que está bien, que es sexy y que no lo es.

El sexo es natural y también es aprendido. Si el sexo también se aprende es posible también descubrir cómo ser mejores en él. Podemos aprender nuevos hábitos y adquirir nuevas habilidades, así como aprendemos un nuevo idioma. Esto comporta la posibilidad de desaprender malas costumbres y desarrollar mayor sensibilidad desde el momento presente, pudiendo convertir cada experiencia en una nueva realidad.

Todos podemos desarrollar habilidades para ser más diestros en las artes eróticas. Y esto se debe a que nuestro programa (software) está diseñado para actualizarse.

Si eres una de esas personas que tiene curiosidad e interés por indagar y profundizar en la sexualidad, ¿Qué sentido tiene restringir innecesariamente tu propio potencial? Si piensas que ya alcanzaste tu máximo stato entonces así será. Pero si crees posible desarrollar una maestría en el erotismo lo conseguirás siempre que haya un compromiso, fe y un/a guía calificada.

Todos realizamos un viaje de aprendizaje en esta vida, si conscientemente incluyes el sexo en este aprendizaje puedes hacer que toda tu vida mejore, con más placer, poder y conexión contigo y con los demás.

Una sexualidad holística, es una sexualidad sana, amorosa, responsable, respetuosa, y estática. Empieza por honrar, escuchar y acoger la conexión entre mente, cuerpo, espíritu y corazón. Atrévete a conocerte a ti mismo, a desaprender malos hábitos y a adquirir nuevas habilidades para aprender nuevos y distintos formatos. Y desde luego si quieres tener mejor sexo y relaciones íntimas más satisfactorias, el lugar de partida eres tú.

Conócete a ti mismo, apréndete a ti mismo y sabrás cómo acceder a tu éxtasis.

¡Actualízate y atrévete a cambiar, cada día será una nueva forma de amar!

Amerai Carrera

2021-11-29T10:54:38+00:00